lunes, 2 de marzo de 2009

La primera persona

La primera persona
que me mostró el mundo
y me hizo ventanas,
golpeó mi boca cuando maldije el Amor.
Y el Amor maldije y maldije.

En primera persona
me mostró el mundo
y a este mismo le puso
ventanas para que aprendiera
a verme dentro.

Entonces me vi dentro
y maldije el amor y la risa
y el árbol y las canciones
la furia y el no tener ab-so-lu-ta-men-te nada.

2 comentarios:

VELPISTER dijo...

solo una verdadera artista puede maldecir todo eso y cantarlo al mismo tiempo.
querida erika, cuando puedas visita el blog de kabaret insolente, donde te echamos de menos en el grupo. la cosa avanza y va muy bien.
http://kabaretinsolente.blogspot.com
un abrazo fuerte fuerte, ojalá algún día podamos colaborar todos juntos, yo creo que ya encontraremos la manera, mas adelante y si tú quieres, ojalá quieras....

el Anacoreta. dijo...

poemas como este m atrapan y m llenan de alguna rara energia; y aunke no entienda del todo su propósito me atraen y me gustan, disfruto tal cual como al observar los pincelazos viscerales en las pinturas abstractas.
me parece especial el final de tu poema..la palabra des-ta-ca-da. recuerdo aun poeta ruso cuando escribió que podía entretener con metáforas..o con el
ma
la
ba
ris
mo
de mis versos! jajaj

un bso! Alexander Boggio Aguilar