sábado, 15 de agosto de 2009

Manías tiranas
me aprietan la cabeza
y escupen sobre
mi libertad.

Los sentimientos
se extienden
sobre la calle,
regados sobre la cuadra
muertos en la vereda.

2 comentarios:

VELPISTER dijo...

qué bueno y qué cierto. Pero pienso que sólo los artistas y los locos nos acercamos un poco a la libertad. Sabes (supongo) que pienso que el arte redime y libera, sólo el arte salva al mundo. Puede que exagere, pero es absolutamente cierto. espero que todos las artistas lo sienten así.
un poema hermosísimo.
gracias
peter

Ricardo Ferreirós dijo...

Me decían
que hacer
y que no hacer.

Intentaban manejarme en mi enfermedad.

Que vestir,
como llevar el pelo,
que me afeitase cada día,

Y yo ahora observo a esa gente por la calle y veo sus carencias, enfermedades, sus bastones para caminar, sus sillas de ruedas, sus miserias.

Que El Señor Dios del Universo y Eterno. Te bendiga. Erika Madrid.

EA1-ERC
www.gliese.es