martes, 26 de abril de 2011

a 400 kilometros de acá

Esas minas sofisticadas
alardeando luces de ciudad
esos atuendos suyos
esas rocas
esas putas
esas apresuradas damas altas
suelen hacerme sentir
-cuando te vas-
mugrienta y enferma.

4 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Filosa para los versos donde emerges a contracorriente, diáfana y radiante.

Besos :)

VELPISTER dijo...

buenísimo!!!!!!!!

Erika Madrid dijo...

Es lo que soy pero bueno jajaja

Gracias amigos poetas, que mejor para mi que sus leídas

emiliano dijo...

muy bueno.