viernes, 8 de julio de 2011

Diaspora

8 comentarios:

Javier F. Noya dijo...

Si el alma ha elegido la figura helocoide de su desintegración, lo importante es la dirección, ascendente o descendente. Aunque aquí parecen que se disgrega en espirales concéntricos que transmutarán en flores y polen blanquecino de urgente explosión. Ramo de alma, pétalos de potencia vivificante. Primacía sobre el gris, tapete de alguna melancolía quizá. Besos.

Erika Madrid dijo...

Gracias Javi........de urgente explosión, de urgente explosión, tapete de mil melancolias, si.

Jorge Ampuero dijo...

Precioso cuadro.

Un abrazo :)

David C. dijo...

me gusta el rojo hacia el centro.

Noelia Palma dijo...

debés ser un caracolito con alas!

Erika Madrid dijo...

Pasé por tu blog David, muy bueno!!
Otro abrazo aparte del que ya te dejé en tu blog

Erika Madrid dijo...

Si Noe, ya que o me arrastro dejando huella de eso o vuelo, un amigo suele decirme que ando en la absoluta luz o en lo mas hondo de la oscuridad, no tengo terminos medios segun él...
Un beso enorme amiga

Rayuela dijo...

alma que se trastoca en flor derrumbando al gris, estallando al amarillo

besos*
(me gusta mucho gesell)