sábado, 30 de mayo de 2009

Todos los días de mi vida

Todos los días de mi vida
he querido saber esto que tengo
y aquello que suelo ser
entre las luces y los deleites.
Esclavos a mis pies y mi inocente presencia
mostrándose entre música y grandes
y todos, todos los días de mi vida
hacer de eso humo, insatisfacciones
sujetándome al pasado de un entero
de un alguien, de otros que en silencio dominan
pero hay días que ante la calma del amor
graciosamente la inmensidad a mí se sujeta.

2 comentarios:

VELPISTER dijo...

un poema muy guapo.
besos
peter

.Ezequiel dijo...

Genial